¿POR QUÉ PIER? TIENES 11 RAZONES
DIMENSIÓN

No ser la primera agencia del país no significa que no podamos satisfacer algunas de las necesidades de la mejor empresa del país, ni que nuestras propuestas no puedan compararse en diseño y ejecución a las de las empresas líderes.

apeTITO

Queremos crecer. La ilusión, las ganas de trabajar y los fines de semana dedicados a pensar para el cliente no son un elemento diferencial en nuestro segmento, aunque tal vez no en todas las agencias el responsable operativo de los proyectos se sienta libre para llamar al móvil de los socios a cualquier hora.

VALOR AÑADIDO

Lo que si garantiza es la dedicación preferente a los trabajos  encomendados, la involucración en el proceso de los socios en cada etapa, desde la fase de concepción a la entrega.

SATURACIÓN PAISAJE

Cualquier institución con necesidad de comunicar algo se enfrenta a la dificultad inmensa de dejar oír su voz. El desinterés ciudadano, el abuso en el reclamo a su atención y el normalmente abultado presupuesto de la competencia exigen originalidad en forma y fondo: en el qué y en el cómo.

PALANCA

Estamos persuadidos de que la comunicación constituye un territorio óptimo, tan fértil como el de la gestión o el de la calidad del producto, para obtener un valor diferencial y alcanzar los objetivos marcados por la Dirección General.

MULTIDISCIPLINARIDAD

No es sencillo que en una boutique de las características de PIER (y sobre todo de su dimensión) confluyan formaciones y talentos tan diferenciados. A la hora de enfocar y de ejecutar una propuesta, los ángulos son más amplios y la resolución, más solvente.

HUMILDAD Y FAIR PLAY

Que creamos que somos capaces de enfrentarnos a grandes retos no significa que no sepamos valorar el privilegio de dirigir una gran cuenta. Por ello, es coherente que no cobremos un solo euro si nuestros planteamientos no gustan.

BILINGÜISMO

El idioma no es un problema, al contrario.

La empresa  trabaja tanto en castellano como en catalán de modo natural. La naturaleza multinacional de varios de nuestros clientes también ha incorporado hace tiempo el inglés

a nuestro día a día.

EUROS

A día de hoy, el coste de una pequeña agencia operando sobre el eje Madrid-Tarragona-Barcelona resulta más ajustado  que el de la agencia de cabecera al uso, multinacional basculante entre NY-Londres-París.

 

Reobvio: más dinero para medios o/y otras acciones (¡!).

AFINIDAD

En tiempos de fidelizaciones, creemos que la afinidad es la línea más corta entre la empresa y sus clientes. Por ello nos procuramos la misma medicina. Nos esforzamos en entender las necesidades reales de cada acción, haciendo nuestras las restricciones y prioridades del cliente.

VUELTA A LA TORTILLA

Recibir a pequeñas agencias, ávidas de penetrar en la gestión de una gran cuenta con discursos pretendidamente originales y arbitrar si es razonable otorgarles una parte, es cansado.

 

En PIER nos gustaría invitar al cliente a darle la vuelta al planteamiento y pensar que tal vez tenga una oportunidad, a coste cero, de resolver necesidades para las que las propuestas que hay encima de la mesa no terminan de encajarle.